¡Salvemos a Bolivia!

Comunicación de la Casa de las Américas (La Habana, Cuba): No permitamos que la mentira y la manipulación mediáticas creen las condiciones para consagrar la injerencia, el racismo y la secesión. En esta hora crítica para el destino del pueblo boliviano, alcemos nuestras voces en defensa del derecho a la paz, la justicia y el progreso para todos sus hijos.



Comunicación de la Casa de las Américas

Concluida la consulta en busca de un aval para implementar los planes secesionistas en Bolivia, las transnacionales de la comunicación comienzan a presentarla como victoriosa para las fuerzas que impulsaron el llamado referéndum.

Se están legitimando resultados de un acto desprovisto de cualquier base jurídica sin ninguna verificación ni supervisión internacional. Se ocultan las cifras que demuestran que la alta abstención, superior al cuarenta por ciento, unida a los votos nulos y en contra, superaría ampliamente más de la mitad de la población cruceña apta para votar, opuesta a la autonomía.

Una vez más los centros hegemónicos de la información silencian y tergiversan la verdad. Acallan, por un lado, las movilizaciones masivas de respaldo popular al presidente Evo Morales en varias ciudades del país; y, por otro, difunden el precipitado acto en que el procurador de Santa Cruz proclamó una victoria no verificable, como si fuera una consagración del respaldo a la secesión. El llamamiento de solidaridad con el gobierno boliviano circulado por la red de redes “En Defensa de la Humanidad” y avalado por más de diez mil intelectuales de todo el mundo, incluyendo varios Premios Nobel y relevantes figuras de las artes y las letras, es también ignorado.

Muchos de esos intelectuales, con vínculos de larga data con nuestra institución, han reclamado una acción urgente contra las falsedades y la ilegalidad.

No permitamos que la mentira y la manipulación creen las condiciones para consagrar la injerencia, el racismo y la secesión. En esta hora crítica para el destino del pueblo boliviano, alcemos nuestras voces en defensa del derecho a la paz, la justicia y el progreso para todos sus hijos.