El Colectivo Amauta-Cátedra Che Guevara se incorpora al ENCUENTRO CONO SUR

¿Cuáles son los objetivos de AMAUTA? ¿Por qué damos este paso?¿Cómo fortalecer hoy un polo político e ideológico, a nivel continental, donde se referencien, nucleen y articulen distintas vertientes guevaristas? ¿Es actual el internacionalismo o un recuerdo nostálgico del pasado? A continuación reproducimos el pronunciamiento del Colectivo AMAUTA y también el DOCUMENTO del SEGUNDO ENCUENTRO CONO SUR.



PRONUNCIAMIENTO DE COLECTIVO AMAUTA- CÁTEDRA CHE GUEVARA

¿Por qué damos este paso?

Desde que nacimos como colectivo nos propusimos:

- Desarrollar e impulsar la formación política, inspirados en el marxismo de Ernesto Che Guevara, José Carlos Mariátegui y otros exponentes del pensamiento social revolucionario inaugurado por el autor de El Capital.
- Esforzarnos por instalar en la agenda política de las corrientes revolucionarias la necesidad impostergable de la formación de cuadros.
- Contribuir a desarrollar hegemonía socialista desde abajo (a contramano de las rentas, los ministerios y las instituciones del aparato de estado capitalista), trabajando en la base de los movimientos sociales y las organizaciones políticas.

Desde el inicio hemos intentado, a lo largo de numerosos seminarios, talleres, cátedras, escuelas y otras experiencias de formación política (tanto en la época en que actuábamos en la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo como en barrios de la provincia de Buenos Aires, tanto en el Hotel Bauen -gestionado por sus trabajadores- como en escuelas internacionales de formación de cuadros), contribuir en formas concretas a la unidad de diversas expresiones revolucionarias.

Durante los últimos tiempos, por diversos motivos y circunstancias, nos hemos encontrado como colectivo en la particular situación de tener que convocar y organizar actividades que van más allá de la formación política y donde están involucradas numerosas organizaciones sociales y políticas, agrupaciones sindicales, barriales y estudiantiles, todas con un presupuesto común: el horizonte compartido de lucha contra el modelo neoliberal, el llamado “capitalismo nacional” y el imperialismo, en una perspectiva anticapitalista y socialista.

Como parte de esa dinámica política, hace algunos meses -concretamente en agosto de 2007- convocamos a una presentación pública en Argentina del segundo ENCUENTRO CONO SUR que estuvo centrado en el “Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental” del comandante Che Guevara. Ese evento fue, dicho sea de paso, la clase más numerosa y masiva que hemos tenido (si exceptuamos los actos callejeros y los cortes de calles y avenidas que hemos organizado). En esa presentación pública participaron compañeros de Chile, Uruguay, Paraguay y Argentina. En este último caso, además de los expositores y miembros del ENCUENTRO CONO SUR, la asistencia y participación de diversas tendencias locales de la izquierda antimperialista y anticapitalista nos permitió estrechar nuevos vínculos que ampliaron nuestro actual horizonte de trabajo en la formación de la militancia.

El ENCUENTRO CONO SUR nace, como iniciativa política, en el año 2006. Desde su primer encuentro público, realizado en Santiago de Chile, integrantes de nuestro colectivo participaron de ese espacio político de unidad guevarista continental que, modesta pero sistemáticamente, intenta retomar y actualizar la tradición guevarista internacional que supiera estar organizada en la Junta de Coordinación Revolucionaria (JCR) de los años ‘70. Lejos de toda nostalgia complaciente y de todo ritual mercantil o posmoderno, consideramos que el mensaje de rebelión y lucha continental que nos legara Ernesto Che Guevara y toda la tradición política que en él se inspira está más vigente que nunca.

Esforzándose por recuperar y reactualizar el pensamiento y la práctica política del Che en las condiciones actuales, en tiempos de capitalismos periféricos y dependientes, cuando las viejas clases dominantes locales y sus amos imperialistas pretenden reciclar, enmascarar y modernizar las redes de la dominación -combinando elecciones periódicas con leyes “antiterroristas”, rituales parlamentarios con neoliberalismo y saqueo de los bolsillos populares y los recursos naturales, campañas mediáticas que exigen ORDEN y “mano dura” con represión al movimiento popular y el mantenimiento de presos/as políticos/as- el ENCUENTRO CONO SUR se propone contribuir a crear un polo político e ideológico que defienda e impulse posiciones revolucionarias en toda la región. Un polo que fortalezca, nutra y aglutine a nivel continental a aquellas corrientes políticas que en cada país están decididas a llevar a la práctica, día a día, las ideas del Che. No en el marketing ni en el merchandising sino en la vida política, cotidiana y concreta.

La perspectiva del ENCUENTRO CONO SUR consiste, básicamente, en:

- que no reclama solo situarse en el ámbito de la solidaridad, sino que busca una construcción a nivel del continente, donde se entienda cada uno de nuestros países y cada una de nuestras organizaciones, agrupaciones y colectivos como trincheras de una misma lucha de liberación.

- que asume la decisión política de entender el internacionalismo como el intercambio de tácticas, estrategias y luchadores/as, sin imponer esquemas rígidos o vaticanos ideológicos, sino respetando la cultura, tradiciones, costumbres y formas de luchas de cada pueblo latinoamericano.

- que entiende el internacionalismo como un hecho concreto y no sólo declamativo, a partir del cual se ha acordado iniciar prácticas de trabajo conjunto de corto, mediano y largo plazo, para aportar al fortalecimiento y desarrollo de la organización y lucha popular en el continente, apoyándonos mutuamente en la resolución de los problemas, y diseñando perspectivas en el largo proceso emancipador que tenemos por delante que busca potenciar la lucha en el continente desde una posición antiimperialista, anticapitalista y por el socialismo.

(Pueden consultarse los documentos del ENCUENTRO CONO SUR en el siguiente sitio de internet: http://conosur.lahaine.org/)

Si el capital se globaliza, si los instrumentos represivos del imperialismo y sus socias locales -las tristemente conocidas “burguesías nacionales”- también se globalizan, debemos globalizar la lucha y la esperanza. Necesitamos desplegar la batalla de ideas a escala continental y profundizar la formación política guevarista con una perspectiva latinoamericana. Debemos dar pasos políticos concretos en esa dirección.

Por todo esto, el Colectivo Amauta – Cátedra Che Guevara de Argentina ha decidido formalizar lo que de hecho ya estamos haciendo: nos incorporamos al ENCUENTRO CONO SUR y desde ese ámbito continuaremos bregando por la unidad de los/as revolucionarios/as, la formación política marxista, guevarista y mariateguiana y la posibilidad de ampliar este espacio de coordinación continental con la incorporación de nuevas organizaciones, destacamentos y colectivos de lucha antimperialista y anticapitalista.

A 40 años de su caída en Bolivia

El Che vive en la lucha de los pueblos por la revolución y el socialismo

El Che vive en el corazón de las juventudes latinoamericanas que no se domestican ni se resignan al partido único del mercado ni a la monarquía absoluta del dinero y el capital

En el Che Guevara nos encontramos todos/as los/as que aspiramos a seguir su ejemplo en la vida cotidiana

Buenos Aires, martes 16 de octubre de 2007

———————————————————–

DOCUMENTO SEGUNDO ENCUENTRO CONO SUR - BUENOS AIRES

Cono Sur como Estrategia de Construcción Continental y el Legado del Mensaje a la Tricontinental del Che

“Y si todos fuéramos capaces de unirnos, para que nuestros golpes fueran más sólidos y certeros, para que la ayuda de todo tipo a los pueblos en lucha fuera aún más efectiva, ¡qué grande sería el futuro y qué cercano”.

Che Guevara: Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental

El primer Encuentro de Cono Sur denominado “Encuentro Internacional: proyecciones de la lucha revolucionaria en América Latina” se realizó hace ya un año en Santiago de Chile, en ese momento dicho encuentro aglutinó a variadas organizaciones de Sudamérica, pero pasado varios meses la adhesión de otras organizaciones revolucionarias se ha hecho una constante. ¿Qué tiene de distinto Cono Sur a otras experiencias de convergencia continental? Podemos decir que uno de los elementos fundamentales de Cono Sur es que no reclama solo situarse en el ámbito de la solidaridad, sino que busca una construcción a nivel del continente, donde se entienda cada uno de nuestros países y cada una de nuestras organizaciones como trincheras de una misma lucha de liberación. Esto implica la decisión política de entender el Internacionalismo como el intercambio de tácticas, estrategias y luchadores, sin imponer esquemas rígidos o vaticanos ideológicos, sino que respetando la cultura de los pueblos, tradiciones, costumbres y formas de luchas. Un proceso de construcción histórica de acumulación y correlación de las fuerzas populares que implique compartir y unificar diversos pensamientos y acciones revolucionarias, consolidando aportes que propendan a levantar y hacer viable una estrategia común de lucha continental contra el imperialismo desde nuestros pueblos.

Pretendemos hacer del internacionalismo un hecho concreto y no sólo declamativo, a partir del cual se ha acordado iniciar prácticas de trabajo conjunto de corto, mediano y largo plazo, para aportar al fortalecimiento y desarrollo de la organización y lucha popular en el continente, apoyándonos mutuamente en la resolución de los problemas, y diseñando perspectivas en el largo proceso emancipador que tenemos por delante que busca potenciar la lucha en el continente desde una posición Antiimperialista, Anticapitalistas y por el Socialismo.

Todo lo anterior es imprescindible sobre todo cuando consideramos que unos de los eslabones débiles del imperialismo se encuentran en el “triangulo ecuatorial”, es decir Venezuela, Colombia y Ecuador, junto a Bolivia. Estos países viven desde hace años una serie de procesos económicos, políticos y sociales, caracterizado principalmente porla movilización y la resistencia popular frente a las políticas imperialistas norteamericanas. La intervención imperialista directa en términos militares es una posibilidad real, aquí la dimensión de una estrategia de liberación continental es una responsabilidad que los revolucionarios necesariamente estamos tomando. Tenemos la certeza que ningún proceso puede avanzar si no avanzan conjuntamente los demás, en la premisa que es imposible sostener un proceso revolucionario sino existe un equilibrio de fuerzas que garantice su defensa y consolidación a nivel de toda la región. En este sentido, no vemos contradictorio plantearse lo nacional y a la vez hablar de lo continental, porque esta región justamentecomo lo digiera el Che en el mensaje a la Tricontinental “Hay una identidad tan grande entre las clases de estos países que logran una identificación de tipo «internacional americano», mucho más completa que en otros continentes. Lengua, costumbres, religión, amo común, los unen. Los grados y las formas de explotación son similares en sus efectos para explotadores y explotados de buena parte de los países de nuestra América”.

En el anterior sentido Cono Sur busca recoger el legado y el llamado del Che en el Mensaje de la Tricontinetal, entender que la revolución en nuestro continente es Socialista o sino será una caricatura de revolución, que nuestra liberación será producto de la propia acción del movimiento popular y no de una supuesta alianza con las burguesías nacionales. Y principalmente la visión del Che en entender el necesario carácter continental de la revolución latinoamericana, “Hemos sostenido desde hace tiempo que, dadas sus características similares, la lucha en América adquirirá, en su momento, dimensiones continentales. Será escenario de muchas grandes batallas dadas por la humanidad para la liberación”… “En definitiva, hay que tener en cuenta que el imperialismo es un sistema mundial, última etapa del capitalismo, y que hay que batirlo en una gran confrontación mundial”

Pero no es sólo el imperialismo directo que debemos combatir, sino también sus gobiernos lacayos que se visten hoy mediáticamente de “gobiernos progresistas”, gobiernos de turno que administran y defienden al modelo imperante a nombre de las elites económicas en detrimento de la justicia social y el bienestar de las mayorías, expresiones todas de la nueva dominación que plantea el imperialismo en nuestro continente. Así, deploramos y combatiremos la consolidación de este modelo de dominación, se llame Lula, Tabaré, Kirchner o Bachelet todos responden a distintos sectores patronales ligados al capital financiero de sus países y que permiten el saqueo de nuestras economías y recursos naturales, mineros y forestales, a destajo. Por su parte el imperialismo los apoya en su estabilidad, más allá de los tire y afloje por el pago de la deuda o por el ALCA. Es un hecho que Lula y Kirchner conservan bases sociales en los sectores medios y de trabajadores, pero eso no altera el carácter de sus gobiernos; es decir sus intereses de clase. El caso de Brasil (como lo fue el de Lucio Gutiérrez) es ejemplo de un gobierno que llega precedido de un apoyo real y la esperanza de vastos sectores populares, pero que termina cediendo a los dictados de un manejo macroeconómico “responsable” subordinado a los equilibrios exigidos por la banca internacional, y que posterga una vez más las demandas sociales.

Pero en la medida que se produce el despertar de los sectores populares en el continente, todos estos gobiernos llamados progresistas se sacan sus caretas de democráticos y encabezan la represión al pueblo y comienzan a llenarse las cárceles de luchadores sociales. Por eso luchamos por la total libertad de todos los presos políticos de nuestro continente, tanto en Perú, Argentina, Paraguay, Colombia y los chilenos presos en Brasil.

Buenos Aires, 12 de octubre de 2007.