Bolivia: ¿Nueva Constitución con exclusión política? (Carta abierta)

Bolivia debe ser uno de los pocos países, sino el único, que le niega el ejercicio del derecho al voto a sus ciudadanos radicados en el extranjero no obstante estar reconocido por la actual Constitución. ¿Quién o quiénes niegan este derecho? La respuesta es inequívoca, los representantes de la vieja política, los herederos y defensores del neoliberalismo expresados en el parlamento por la sigla política PODEMOS y sus aliados que hoy por hoy controlan el Senado.



CARTA ABIERTA

De la Asamblea Popular y Originaria “Carlos Coro Mayta” de la Colectividad boliviana en Buenos Aires, a las organizaciones sociales y políticas del campo popular en Bolivia y la Argentina.

¿Nueva Constitución con exclusión política?

Bolivia debe ser uno de los pocos países, sino el único, que le niega el ejercicio del derecho al voto a sus ciudadanos radicados en el extranjero no obstante estar reconocido por la actual Constitución. Igualmente, el proyecto de la Nueva Constitución Política precisa que: “los residentes en el exterior tienen derecho a participar en las elecciones a la Presidencia y Vicepresidencia del estado, y en las demás señaladas por ley” (Art. 27 del proyecto de nueva CPE).

¿Quién o quiénes niegan este derecho? La respuesta es inequívoca, los representantes de la vieja política, los herederos y defensores del neoliberalismo expresados en el parlamento por la sigla política PODEMOS y sus aliados que hoy por hoy controlan el Senado. También los grandes medios de prensa que controlan poderosas transnacionales y los dueños del poder económico nativos.

¿Por qué nos niegan el ejercicio de este derecho? Por puro cálculo político. Recientemente un periódico en su nota editorial advertía que “los fraudes y manipulaciones aumentaran con el voto de los bolivianos en el exterior, al que el gobierno también tiene en la mira” (La Prensa del 31 de Agosto). Es decir, se inventan el fantasma del fraude para impedir que los bolivianos en el extranjero nos expresemos en democracia y por este cálculo dejarnos una vez más excluidos del ejercicio de la política, lo cual es negar, en los hechos, nuestra condición de ciudadanos bolivianos.

En ocasión del encuentro de los movimientos sociales agrupados en el CONALCAM en Cochabamba el día sábado 24 de Agosto, el presidente de la república abogó por nuestro derecho pidiendo a los senadores del MAS se declaren en huelga de hambre hasta lograr que la oposición en el senado trate de una vez por todas el proyecto de ley expedido por la cámara de diputados reglamentado nuestra participación en elecciones, luego, el jefe de la de la bancada de senadores del MAS anunció la declaratoria de huelga de hambre de sus miembros, la que, probablemente, por la dinámica política del país: convocatoria a referéndum aprobatorio de la nueva carta magna y elecciones de subprefectos y posterior negación de la Corte Nacional Electoral a ejecutar este decreto, haya impedido efectivizar tal medida.

Preguntamos: ¿Se puede hablar de refundar el país a través de una Nueva Constitución Política del Estado, si miles de bolivianos están privados de su derecho a expresarse por su rechazo o aprobación? ¿No será otra forma de exclusión? La respuesta es una sola, no se puede hablar de democracia si miles de bolivianos son negados del derecho elemental del ejercicio al voto, hablar de refundar el país con esta nueva forma de exclusión de una parte de la ciudadanía es ilusoria.

Para nosotros, bolivianos radicados en el extranjero, el ejercicio del voto es un primer paso para avanzar en organización como ciudadanos para conquistas leyes justas de migración, políticas de protección laboral a los trabajadores y pequeños productores, políticas antirracistas, influir en el diseño de la política exterior boliviana en el tema migratorio.
Estas tareas son también parte de la lucha por la descolonización anticapitalista.
Siempre habrá quiénes aferrados al mezquino cálculo político, continúen pisoteando los derechos de sus compatriotas, hasta que la dignidad del pueblo les diga ¡basta!. Es ése el mensaje que queremos rescatar del pedido del presidente Evo Morales, que hacemos nuestro, cuando pidió a los senadores del MAS de declararse en huelga de hambre para lograr la aprobación de la ley que reglamenta nuestro participación en elecciones, hoy bloqueada por la oposición derechista de PODEMOS y sus aliados.

Se ha abierto una nueva etapa de incertidumbre acerca del cumplimiento de la convocatoria al referéndum aprobatorio o si el decreto volverá al Congreso para su tratamiento. Como sea, nuestra demanda, ha quedado en el limbo. Una vez más se juega con la esperanza de miles compatriotas ¿Podemos seguir siendo, otra vez, víctimas pasivas del manipuleo político?

Sabemos bien por la experiencia histórica que los derechos no se mendigan, se los conquistan. En ese sentido, nos dirigimos a las organizaciones sociales agrupadas en el CONALCAM, a la Central Obrera Boliviana, al Movimiento Al Socialismo, a sus diputados y senadores a que apoyen decididamente a que el senado apruebe de una vez por todas la ley que reglamenta el ejercicio al voto de bolivianos en el extranjero. Caso contrario pedimos que sea el poder ejecutivo a través de un Decreto Supremo el que apruebe el reglamento que posibilite el ejercicio de nuestro derecho al voto.

Declaramos que estamos dispuestos a movilizarnos para exigir nuestro legítimo derecho y lo que pedimos es un pronunciamiento claro de las organizaciones políticas y sociales en Bolivia frente al ninguneo al que es sometido esta nuestra demanda. La derecha se opone abiertamente, pero no se puede seguir siendo cómplices de esta conspiración callando frente a la negación de un derecho democrático.

Buenos Aires, 2 de Septiembre del 1008

Asamblea Popular y Originaria “Carlos Coro Mayta”

COORDINADORES
Zenón Ticona Lucio Campero Noel Perez