¡Juicio y Castigo a los prefectos genocidas de Bolivia!

Declaración política contra el golpe de estado de la ASAMBLEA POPULAR Y ORIGINARIA “Carlos Coro Mayta” (Bolivianos de Argentina). Podés escuchar la voz rebelde e insurgente de la Asamblea Coro Mayta en las siguientes radios de Buenos Aires (Argentina): AM 1550, radio Urkupiña, todos los lunes de 21 a 23 hs. y en la radio del barrio Bajo Flores: FM 88.10, viernes de 20 a 21 hs.



Trágica paradoja la que vive Bolivia, un genocidio que se realiza en un lugar llamado Porvenir para tratar de detener la historia.

La masacre del Porvenir, nombre de una localidad en el departamento de Pando, donde fuerzas paramilitares comandadas por el prefecto Leopoldo Fernández emboscaron y asesinaron aproximadamente a una treintena de personas e hirieron a cerca de una centena, es un acto criminal de proporciones, pero, en esencia, un crimen político.

Es político porque no se trata de un hecho protagonizado por un desquiciado fascista, solamente, es el lógico desenlace de un golpe de Estado organizado y fogoneado por prefectos y comités cívicos agrupados en el CONALDE, con la abierta participación y dirección de la embajada norteamericana en Bolivia. No es el golpe de estado militar o cívico militar al estilo clásico, éste es peor, por que se trata de un golpe de Estado civil y empresarial separatista, que busca instalar artificiosamente un clima de guerra civil para dividir Bolivia y entregar una parte de ella a manos de la lumpenburguesía agroindustrial.

El pueblo boliviano no puede dejarse embaucar por los cantos de sirena de una “paz impuesta” al que los golpistas han apelado a la hora nona. Una paz a costa la capitulación del gobierno resignando el proyecto de la nueva Constitución Política de la Estado y otras medidas en curso. Al contrario, la única forma de alcanzar la paz y tranquilidad de todos los bolivianos y bolivianas es rectificando y profundizando el proceso de cambio bajo las banderas de Octubre del 2003, verdadero punto de bifurcación de la crisis estatal.

No habrá Paz mientras campeé la impunidad de criminales genocidas como Sánchez de Losada y Leopoldo Fernández. Estos siniestros personajes y sus cómplices deben se juzgados y encarcelados. Solo el juicio y castigo puede frenar la prepotencia y la arrogancia de los golpistas y devolver al pueblo la tranquilidad para seguir forjando su destino.

El juicio y castigo político es el correlato necesario e imprescindible de las sanciones penales. Leopoldo Fernández es simplemente un engranaje de la maquinaria golpista, las piezas fundamentales de esta maquinaria la constituyen los prefectos y comités cívicos alineados en el CONALDE. Este aparato paraestatal debe ser objeto de un juicio político cuyo resultado no puede ser otro que la destitución de los golpistas y sus respectivas sanciones políticas y penales.

¡Justicia y cárcel a los genocidas¡

¡ Basta de Pactos¡

¡Yanquis, fuera de Latinoamérica y Bolivia!
Buenos Aires, 18 de Septiembre del 2008